Jueves, 10 de diciembre de 2009


    Más pronto que tarde, más deprisa.

 

Si aquella hora no hubiese irrumpido

tan súbita, tan tardía,

con tus ojos encendidos

y los míos empobrecidos,

si antes hubiera expirado aquel día,

más deprisa, más diligente también

-en tu anterior sonrisa envuelto,

exhausto en mi desigual desaliento-,

si aquel día no hubiera sido

otro igual habría venido

tan de pronto, tan deprisa,

por el opaco mar bogando,

arramblado por voraces oleajes

de nuestros corazones ávidos

-en cada envite maltrechos-,

más pronto que tarde, más deprisa,

otro igual habría venido

con besos inéditos, más lascivos,

con lujurias más noveles,

con mis ojos encendidos

y los tuyos confiados,

amor de estreno de ternuras remendadas,

otro igual habría venido,

más pronto que tarde, más deprisa.


Tags: pasado, dolor, nuevos presentes, amor

Comentarios