Viernes, 11 de diciembre de 2009


Ya casi

 

Esto,

que está muy mal,

está pasando.

Como pasó el amor,

pasará el desconsuelo.

¿Acabaré agradeciendo al tiempo

lo que en el siempre odié?

Que todo pase,

que todo lo convierta al fin en nada.

 

 

Algunas tardes

 

Una tristeza insólita

me invade algunas tardes.

La de hoy es una de ellas.

 

En el sombrío cuarto de estar

triste,

permanezco a la espera

de que la luna certifique la defunción del día.

 

Este es por fin el cuarto

menguante de una luna llena

de macilenta luz

que me confirma lo que yo esperaba:

el día

que tanto me dolía ya se ha muerto.

Y la noche es el sueño: al fin, la nada.

 

 

Caída

 

Y me vuelvo a caer desde mí mismo

al vacío,

a la nada.

               ¡Qué pirueta!

¿Desciendo o vuelo?

No lo sé.

               Recibo

el golpe de rigor, y me incorporo.

Me toco para ver si hubo un gran daño,

mas no me encuentro.

Mi cuerpo ¿dónde está?

Me duele sólo el alma.

Nada grave.


Tags: Ángel González, desconsuelo, tristeza, nada, muerte, cansancio, Visor poesía

Publicado por pedrogollonet @ 9:46  | Literatura. Poes?a
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por pedrogollonet
Viernes, 11 de diciembre de 2009 | 9:50
Tras la muerte en 2008 del poeta, su viuda encuentra este libro titulado ?Nada grave?, con 28 poemas, que reflejan bajo el paraguas de su habitual iron?a un pesimismo radical, en la proximidad del final y desde el dolor de tantas heridas apiladas. El libro tiene el valor de sus ?ltimos poemas y la transparencia de sus versos. En la vecindad de la muerte, siempre me ha interesado el despojo de todo artificio en la poes?a; desaparece la necesidad de encubrir, el pudor de lo ?ntimo, la palabra innecesaria. En la aparente sencillez de estos versos siempre est? el gran poeta que fue ?ngel Gonz?lez, una de las voces m?s l?cidas de la poes?a contempor?nea.