Lunes, 24 de mayo de 2010

 La voz de Lêdo Ivo (Maceió, 1924) es un grito poético por el dolor de la naturaleza atropellada, a la vez que navega en la busqueda de lo espiritual desde un sentido sensual de la vida, instalado en el cuestionamiento permanente de casi todo, lo que le lleva a un equilibrio que subyace en la propia duda, como estilo poético y como referencia vital.

A pesar de la excelente tradución de Martín López-Vega, en la magnifica edición de Vaso Roto Ediciones, incorporo también el texto de los poemas seleccionados en portugués, por su inmensa musicalidad y respeto a la rima original. En Rumor nocturno, la poesía brasileña de Lêdo Ivo alcanza toda su plenitud literaria. Pedro Gollonet.


                                                          

                            Rumor nocturno.  Lêdo Ivo




       As perdas                                                        Las pérdidas

 

Quem encontrou a luva                                    ¿Quién encontró el guante 

perdida no metrô?                                           perdido en el metro?

E quem achou a vulva                                      ¿Y quién encontró la vulva   

que se perde na cama                                     que se pierde en la cama     

toda vez que se ama?                                      cada vez que se ama?

Quem apagou a mancha                                  ¿Quién limpió la mancha        

do vinho na toalha                                          de vino en el mantel

que agora de tao branca                                  que ahora de tan blanco

parece uma mortalha?                                     parece una mortaja?

No fundo da baia                                             En el fondo de la bahía,  

navios enferrujados.                                        navíos oxidados. 

Achados e perdidos                                         Encontrados y perdidos            

espalhados na grama.                                     esparcidos por la hierba.     

Depois de tanta perdas                                    Después de tantas pérdidas 

e nenhum achamento                                      y ningún hallazgo     

e flohas arrastradas                                         y hojas arrastradas        

pela força do vento                                          por la fuerza del viento    

a vida continua                                                continúa la vida:                                                     

ferida sempre aberta                                       herida siempre abierta,

e longo lamento.                                             largo lamento.   

 

                       

            Reivindicación de una página en blanco

 

-¿Qué quieres de mí, página blanca

posada sobre mi mesa en el día atómico?

-Sólo quiero tu silencio y tu ausencia.

Que no me manches con tu amor

de esperma y saliva ni tiznes mi blancura

con las sucias lágrimas de tu dolor.

Aleja de mí tus secreciones,

el catarro glorioso y los vómitos en la tiniebla,

las palabras astutas convertidas en putas

y el alarido del verso que, como un escarabajo,

perturba siempre la placidez del día.

No quiero las carnes de tu matadero.

En este mundo inmundo, soy el espacio puro,

el portal de la claridad más alta.

Déjame intocable como un lirio

o una azucena en la mañana serena.   

 

 

             Reivindicaçao de uma página em branco

 

-Que queres de mim, página branca

pousada en minha mesa no dia atômico?

-Só quero o teu silêncio e a tua ausência.

Que nâo me manches com o teu amor

de esperma e saliva nem tisnes a mina albura

com as lágrimas sujas de tua dor.

De mim afasta as tuas secreçoes,

o catarro glorioso e os vómitos na treva,

as palabras astutas que viraram putas

ou o alarido do verso que, como un besouro,

sempre perturba a placidez do dia.

Nâo quero as carnes do teu matadouro.

Neste mundo imundo, sou o espaço puro,

o portal da mais alta claridade.

Deixa-me intocável como um lírio

ou uma açucena na manha serena  

 

 

                   Denominación

 

En el oscuro desamparo

de la noche de lamentos

y gritos ahogados

¿quién es en realidad Dios?

¿Sombra de la luz que es sombra,

nombre dado al viento,

constelación puesta al revés

por el sueño que circula

entre estrellas sonámbulas,

o frescor de agua casta

escondida en la cascada

del locuaz amanecer?

Pero Dios sólo se llama Dios

en la sílaba perenne

de la única palabra

que sustenta el silencio

de todas las galaxias,

el silencio divino.

 

 

                  Nominaçao

 

No escuro desamparo

da noite de lamentos

e gritos afabados

quem na verdade é Deus?

Sombra da luz que é sombra,

nominaçao do vento,

constelaçao virada

pelo sonho que gira

entre estrelas sonámbulas,

ou frescor de agua casta

guardada na cascata

da loquaz alborada?

Mas Deus só se diz Deus

na sílaba perene

da única palabra

que sustenta o silêncio

de todas as galáxias,

o silêncio divino.













Tags: Lêdo Ivo, rumor nocturno, voz espiritual, voz carnal, preguntas, amor, equilibrio

Publicado por pedrogollonet @ 12:23  | Literatura. Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios