Jueves, 10 de junio de 2010


Ya me gustar?a, buenas gentes,

poder ofreceros versos

de soledades ayunos,

que los hatillos que cargo

aligeraran tristezas

y escupieran los recuerdos,

mas, a mi pesar,

soy yo

-peregrino no s? a d?nde-

quien escribe

las palabras ajuntadas

que amablemente le?is.

?

Tened paciencia, no obstante,

que acaso claree un d?a

en el que la memoria extrav?e,

el conocimiento a la soledad venza,

el ombligo no me mire

y de asco, a las penas precipite;

ese d?a, estad seguros,

no habr? m?s versos

ni palabras hastiadas de tristeza.

?

??????????????Ese d?a,?tampoco estar? yo.









Comentarios