Martes, 19 de octubre de 2010

?

Javier Egea y su obra?-en tanto extraordinario poeta- me han interesado siempre y su poes?a me llega -en cada lectura- de forma sumamente personal e ?ntima. Poeta singular, sincero, comprometido, inteligente, de expresividad notable y a la par impregnada de la sencillez de los grandes; cualquier aproximaci?n primera a sus poemas no puede abstraerse de sus vivencias en un? tiempo hist?ricamente particular y ciudadano de una Granada no menos gris y adormecida que el resto de Espa?a, en a?os de esperanza y, para muchos, de frustraciones de distintas aristas, pre?ado de soledad ?como la de tantos y tantos poetas, aunque ?sta siempre se presente personal y ?nica- e instalado en el desenga?o ?tambi?n como tantos-, de un lirismo y romanticismo especial? - ?otro? como dijera Aurora de Albornoz y que en el excelente pr?logo de la edici?n de Paseo de los Tristes, de Editorial Point de Lunettes, recuerda con su habitual ponderaci?n, respeto y notable criterio intelectual, el Profesor Antonio S?nchez Trigueros-.

Estoy convencido de que el tiempo ser? el mejor aliado de Javier Egea, una vez que vayan ?adquiriendo valor su verbo, el alma inconsciente del poeta, su forma precursora? de hacer poes?a y ?sta se desprenda de otras consideraciones que no sean su intr?nseco valor literario. Javier nos acompa?ar? en su poes?a, con su inteligente y? brillante lirismo, ya no ?otro?, porque -en su generosidad- lo brind? a fundirse con el de cuantos vinieran detr?s. Seguir? con nosotros ?en esta vieja costumbre de andar erguido(s) y solo(s)?, abrazados a la Poes?a como arma irremediable...,? "Porque a pesar de todo nos hicimos amigos/??y me mantengo firme gracias a ti, poes?a,/peque?o pueblo en armas contra la soledad"?..

Mi admiraci?n por su obra, con mi homenaje personal a trav?s de algunos poemas cuya lectura compartida deb?a a mis amigos y que al releerlos me suelen transmitir la contradicci?n de una paz de la que Javier ?probablemente- no disfrut? y otros tantos - entre los que muchos nos encontramos- tampoco.

De Troppo Mare, el primer poema del cap?tulo C?ram P?pulo -para m?? la parte m?s ?ntima y desnuda ?del texto- y el resto del extraordinario Paseo de los Tristes -uno de los m?s bellos poemarios que leerse puedan y, en particular, del primer cap?tulo Renta y Diario de amor.?

?

??????????????????????????????????????????? TROPPO MARE?

??????????????????????????????????????????C?RAM P?PULO.?

?

??????????????????????????????????????????????? I

?

Lo que pueda contaros

es todo lo que s? desde el dolor

y eso nunca se inventa.

?

Porque llegar aqu? fue una larga sentina,

un extra?o viaje,

una curva de sangre sobre el r?o,

mientras todo era un grito

y ya se perfilaba resuelto en latigazos

el crep?sculo.

?

Las historias se cuentan con los ojos del fr?o

y alg?n sabor a sal y paso a paso

-lengua y camino-

porque la sangre se nos va despacio,

sin borbot?n apenas,

desmadejadamente por los labios.

?

Las historias se cuentan una vez y se pierden.??

?

?

?

?

??????????????????????????????????????PASEO DE LOS TRISTES?????????????????????????? ?

?????????????????????????????????? RENTA Y DIARIO DE AMOR

???

T? me dueles amor?

?

T? me dueles, amor, pero te canto

y es el gusano que en la carne horada,

no torbellino sino abrazo lento,

s? raz?n o temor, s? b?rbaro camino.

?

Cuando dijiste ?basta!...

?

Cuando dijiste ?basta! era diciembre

y s?lo t? templabas el vac?o.

?

Pens? que nada estaba,

que se perdi? contigo la llave de la vida.

?

Despu?s mir? a la calle

y era la misma puerta para todos:

la vida no exist?a.

?

Desde el mismo cerrojo

la herrumbre del expolio nos miraba.

?

?

Lo terrible no es la calle..

?

Lo terrible no es la calle sola,

el and?n como un reto,

los trenes que perdimos.

?

Lo terrible no es ni siquiera el dolor.

?

Lo que duele terrible y zarandea

es que ya s?lo queda

recurrir a la vida por tus ojos

que son una distancia casi absurda,

que son un t?nel negro de esperanza.?

?

?

Quiz? me confund?

?

Quiz? me confund? de calle y de aventura

pero ya me conocen sus farolas y el alba,

ya conocen mi sombra, mi canci?n, mi tristeza

y esta costumbre vieja de andar erguido y solo.

?

?

?

?

?

?


Publicado por pedrogollonet @ 14:37  | Literatura. Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios