Domingo, 07 de noviembre de 2010

?

Me llegan ?-con entra?ables y cari?osas dedicatorias- ?los poemarios de ANTONIA BOCERO, ?ngel de guerra (recientemente publicado por Ediciones Vitrubio) y Camino a S?rifos -1999-. He conocido a Antonia Bocero a trav?s de contactos de amigos en el inter?s por la Literatura y la Poes?a, en particular, y de la coincidencia c?mplice en comentarios compartidos sobre cuestiones de actualidad o de textos literarios. Desconoc?a su obra po?tica y debo confesar que me ha impactado su personal?sima voz, plena de originalidad y ?hay que decirlo- de dificultad, con una expresividad de riqueza inhabitual, en la que el dominio del lenguaje se potencia con una percepci?n de las formas en la que se adivina su alma de pintora y cr?tica de Arte.

En su b?squeda vital nos traslada en los dos poemarios a trav?s de movimientos que simbolizan su propio recorrido personal, introspectivo, enigm?tico a veces, pleno de simbolismos y coqueteos con el surrealismo, pero sin que se adivine un prop?sito de impactar al lector en la originalidad o la creaci?n. Simplemente es su subconsciente consciente el que traslada al papel realidades envueltas en bell?simas formas que dan al lector un ampl?simo margen para la propia introspecci?n.

Personalmente no soy amigo de ensalzar la creaci?n pr?xima al simbolismo, a lo on?rico y surrealista, cuando esa empat?a va acompa?ada de una directa o indirecta cr?tica y hasta aversi?n a formas m?s expl?citas y evidentes que entroncan con otras formas de sentir y de hacer poes?a, ya que ?en las m?s de las ocasiones- no es sino una forma sinuosa de destacar la propia modernidad y vanguardia de quien as? lo comenta. Es de mi gusto cualquier clase de poes?a que sea capaz de captar mi emoci?n y de conectarme con el alma del poeta, y soy poco amigo de escuelas, grupos y corrientes; la poes?a, en s?, es pura desnudez y borbotones del alma de cualquiera que sienta la necesidad vital de escribir y de comunicarse, por lo que, independientemente de los gustos personales, siempre me produce un hond?simo respeto, ya que en todo poema ?me interesan las sensibilidades de quien est? agazapado detr?s del mismo y no, en primera instancia, la calidad de ?ste, aunque evidentemente ello colabore al disfrute ?ntimo en la lectura. Siempre escribimos en soledad del alma y en la compa??a de cuantos hemos le?do y nos han emocionado o nos han dejado el regalo de su huella. ??

Pues bien, la poes?a de Antonia Bocero emociona y tiene una incuestionable calidad, es elegante y culta, ?transmite el misterio de un alma riqu?sima en su mundo interior ?producto de una vida en permanente reflexi?n- y, adem?s, formalmente me ha resultado de una riqueza expresiva sugerente y sumamente original, trasluciendo caminos por los que el dolor, la soledad, el tiempo o los recuerdos transitan sin? exhibicionismo y con una reserva que la hacen -a veces- dif?cil y -al tiempo- tremendamente cautivadora. A?n con la distancia temporal entre los dos poemarios, percibo su evoluci?n, pero tambi?n la misma sensibilidad, ternura y riqueza interior.

De Camino a S?rifos y como muestra del mismo, traigo el inicio del extraordinario poema La esfinge de Flaubert que abre el Libro Primero, El Cubil de los sue?os.

?

Uno est? sobre la cama, solo, sin anclajes;

es de noche, noche vampiro sed luz

y, como del fondo del mar, emergen las preguntas:

preguntas anillos versos que te denudan.

????????? ?Qu? hacer sin ser el h?bil Edipo?

?

????????? Son noches de dudas, de fr?o puerto,

de anhelos y deseos apagados,

-velero anticipo tal vez de un futuro-,

donde los d?as, en vuelo detenido

????????? -rosas leves sin sombras-, sean ya ajenos a m?.

Son noches de viento cactus,

de ir por la memoria, la que sostiene,

y no ser m?s que distancia, distancia extraviada,

habitante de una fisiolog?a cansada

donde las conexiones neuronales, ya no tropel,

?????????? se pierden y sonr?en

y dejan paso a los esp?ritus del aire que sin piedad ondean

y desparraman la sustancia inmaterial sobre la que me levanto:

un man? de p?jaros sin alas.

?

?Y llegar? el d?a ?me pregunto ya definitivamente despierta-

en que perdida la batalla, civilizada,

perfumes y flores no me tengan que ser imposibles;

y que el camino b?squeda, ?mpetu oasis,

??????????? el que aleja de lo que rompe,

no sea ya el fetiche m?s cuidado de este salvaje rom?ntico?

?

????????????????????????????????????

?

????????? ????????????ngel de guerra

????????? Tercera planta.? Palabras robadas

?

Palabras robadas

a la boca llena de miel y saliva

que dejabas caer por la oscuridad

?????????????? de tus dedos largos

que ya acariciaban la magia del instante

que luego

?????????????? en mitad del camino

mirar? la vida a trav?s de la luz de un cine

como si no hubiera pasado

??????????????????????????????????? el tiempo ese

que hoy transcurre sobre este papel

que yace en la mesa de un caf?

al soliloquio de recordar

que hubo d?as dedicados

??????????????? a robar magia a las palabras

que se amasan con saliva y miel

para decir a?os despu?s en otro caf?

????????????????????????? ?todo fue verdad?

antes de partir y yo quedara sin dedos

??????????????????????????????????????????????????? largos

que me lleven de nuevo a ese cine

donde descubrimos

que la belleza

???????????????? cual palacio de invierno

a los quince a?os es toda saliva y miel.

?

????????????????????

??????????????? ?Otros poemas

???????????????? De los d?as y las aves

De las aves

?

????????..

?

Cada primavera

Atraviesan la colina,

Y sonr?e el ni?o

?

Cada oto?o

Cruzan el valle,

Y echa cuentas el hombre

?

Cada invierno

Salvan el horizonte:

Hoy neblina de oro p?lido en sus ojos

?

Soledades

?

Soledades

Y escarabajos ascienden

Sombra en el espejo

?

Del pedregal

Huellas en el desierto:

Meditaci?n del tiempo

?

Sola

Lleva conchas en la mano

Hacia el invierno

?

?

En Gelves, ?a 7 de octubre de 2010. Pedro Gollonet

?

?

???


Publicado por pedrogollonet @ 17:56  | Literatura. Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios