Viernes, 02 de octubre de 2009

                   

                                                                               
                      

            Del libro de poemas " Todos los segundos". Pedro Gollonet 
                       Editorial almED. Colección Ultramarina. Granada 2009

                   

        Ya no recuerdo las risas desbocadas, 

en mis disparates de limpias carcajadas jaspeados

ni los propios desvaríos que dan vida a mi sustancia,

mis dislates, los absurdos excesos del humor;

ya sólo esbozo sonrisas y con esfuerzo.

 

Aunque siga imaginando los más grandes despropósitos,

carecen de lugar en la palabra,

en los amigos que no existen,

porque vivo rodeado de un mundo de cosas

y de gentes que no merecen más que la prosa más tediosa.

 

 Así ya sólo me descubro en esta hora

en la tierna sonrisa sin muecas,

la que sale de los ojos cuando brillan

al oír un buenos días de verdad,

cuando siento una mano que me abraza con afecto.

 

Porque sólo valoro la inteligencia susurrada,

la lúcida opinión sin altivez,

la sencillez que dignifica, el humor que no hiere

y detesto la estulta vanagloria del mediocre,

ya sólo sonrío con fruición cuando puedo recordar que sonrío





                          

                          


Tags: desvarío, sonrisa, sencillez, humor

Comentarios