Lunes, 29 de marzo de 2010
 

   

Se me murió en el cine,

aunque en su sillón se durmiera

en la paz de todas sus siestas,

sin protestar, como siempre,

mientras yo engullía regaliz en la última fila,

en el centro –también como siempre,

para estirar estas puñeteras hernias-,

pero fue abrirse la puerta

y la oscuridad mudó en rapaz oquedad,

las entrañas se retorcieron hasta taladrar su tuétano,

y el alma entera se me rajó

como las granadas maduras.

Fue un desgarrador dèja vu, tantas veces intuido,

mas el tiempo y el espacio siempre se me antojan capciosos;

podía haber estado leyendo, durmiendo…,

simulando que el trabajo me complacía,

pero no, devorando regaliz en una sala de barrio,

rodeado de extraños haciendo ruido

-siempre hay extraños en mi rededor,

siempre hay ruido-,

mientras él se moría en silencio,

lejos de mi soledad

y mi corazón se tornó ausencia, 
                                 para siempre también.  



Pedro Gollonet, 29 de marzo de 2010.



                                  


Tags: Pedro Gollonet, ausencia, silencio, extraños, soledad, muerte

Comentarios
Publicado por Jose Zuniga
Lunes, 29 de marzo de 2010 | 20:59
No s? por qu? he sentido un ciero estremecimiento...
Abrazo.
Publicado por Invitado
Viernes, 09 de abril de 2010 | 12:22
He estado un poco distanciada del blog y la lectura de tus poemas...........lo siento.-

Pero el otro dia, leyendo algunos, me llam? la atenci?n este de las granadas maduras, me record? el oto?o y cuando recogia algunas en el campo, para hacer el bacalao con granadas, que tanto gusta cuando invito a alguien a casa y como la cocina es otra de mis pasiones, pues intento hacerlo lo mejor posible, copiando e innovando dentro de mis posibilidades de aprendiz eterna.-

Cual fue mi sorpresa, cuando descubr? que te gusta el regaliz????? Salvo que sea un recurso literario, que podria ser.- Soy una adicta, en ocasiones me da hasta miedo, un medico que es amigo y cliente, en una ocasi?n en el despacho, me advirti? de sus efectos negativos en la salud, .....pero algunas veces no hay que hacerles caso, lo de saltarse las reglas tambien tiene su "puntito".-

Gracias por seguir evocando recuerdos olvidados ......
un abrazo anamaria franco
Publicado por pedrogollonet
Viernes, 09 de abril de 2010 | 18:57
Querida Ana M?:

Nada en este poema es licencia literaria; ya habr?a querido yo que fuera un desvar?o de los m?os.
As? que me encanta el regaliz, las patatas fritas y las croquetas y muchas cosas m?s..., pero suelo tener un apetito importante, aunque esto es como aquello de "..la importancia de llamarse Ernesto.."
A prop?sito, la buena cocina es poes?a, ef?mera, pero poes?a,as? que a ver si inercambiamos poemas...
Un abrazo.